Lotoman 2.0 es buena película pero inferior a la original, director se enfocó en varias historias


Miguel Céspedez, Olga Bucarelli y Miguel Céspedes en “Lotoman 2.0″.

Motivado por el éxito arrollador de “Lotoman” en el 2010, Archie López no dudó en hacer una secuela que seguiría con los mismos parámetros, salvo algunas variables. Lógicamente este nuevo film titulado “Lotoman 2.0” cuenta con las inigualables actuaciones de Miguel Céspedes y Raymond Pozo, cuyo repentismo y gusto popular eclipsa cualquier consideración sobre sus actuaciones.

Nuevamente el reparto incluye las actuaciones de Olga Bucarelli, Elizabeth Ruiz y Chelsy Bautista, quienes alternan actuaciones con Fernando Carrillo y Cheddy García. Franklin Domínguez, Irving Alberti y Luis José Germán tienen cortas pero notables intervenciones en el trayecto de la trama.

En mi opinión “Lotoman 2.0” quiso explotar una temática que si bien en la película original era atractiva, en esta secuela luce desgastada y hasta forzada. A eso agregamos que se quiso plasmar en esta cinta tantas historias, que en definitiva no se concentró en ninguna (la búsqueda de una novia ideal, lo relacionado a una multinacional asociada a la empresa de pasolas, el secuestro de Susanita y la enfermedad de mamá Susana).

Miguel Céspedez, Raymond Pozo, Fernando Carrillo y Archie López.

Por otro lado sigue el abuso de la publicidad para nada subliminal, lo que en cierta medida le resta la calidad exportable que pudiera tener el film. No hay necesidad de recordarle a la gente en cada momento (visualmente hablando) cuales marcas respaldan esta producción. Mercadológica mente es lógico que esta acción convenga a la marca anunciante, pero a nivel general le resta a la película por diversas razones.

Archie López contó con un apoyo económico muy superior al de la primera película, lo que le permitió recrear diversas situaciones que se le dificultaron en la primera parte, pero todo ese recurso no fue aprovechado como se debía al no haber un real enfoque de lo que se quería lograr. Tal vez por ello, su reacción ante la crítica hecha a su película es a la defensiva, llegando hasta a exclamar que no hace películas para premios ó critica, sino para llenar salas.

Brenda Sánchez y Raymond Pozo en “Lotoman 2.0″.

López debe saber que el hecho de llenar salas con una película no es garantía de que en un futuro sucederá lo mismos con propuestas futuras. El público dominicano ha demostrado que es exigente con lo que ve en cine y es justamente por eso que se debe respetar el lenguaje cinematográfico en toda su dimensión, concentrándose más que nada en lo básico: guión, actuación y dirección.

El mayor activo de “Lotoman 2.0” son Raymond Pozo y Miguel Céspedes, quienes sin importar que lleven a la pantalla grande exactamente lo mismo que hacen en su programa de TV, llegan a calar en el gusto de todos. Indudablemente su carisma seguirá primando en las futuras propuestas cinematográficas que están por venir.

Raymond Pozo, Elizabeth Ruiz y Cheddy García en “Lotoman 2.0″.

La inclusión de Carrillo en esta nueva trama es hasta cierto punto convincente, aunque prescindible. Al igual que en la primera entrega Bucarelli y la pequeña Bautista se destacan por encima de los demás actores secundarios, mientras que Ruiz se destaca más en esta segunda parte. Algo desaprovechado por la producción fue incluir una mayor presencia de Alberti, cuyas cualidades pudieron ser mejor aprovechadas en esta propuesta.

Uno de los principales aciertos de toda la propuesta fue su mensaje a preservar a la familia por encima de todo, la cual independientemente de las constantes adversidades es la segura fortuna individual de cada persona.

Mi primera recomendación es exhortar al público ver esta película, cuya calidad es superior a la gran mayoría de comedias hollywoodenses a las que estamos acostumbrados ver.

Mi segunda recomendación es para que su director y productores den mayor calor a los guiones y libretos que implementan en sus películas, ya que independientemente de contar con rostros populares y una idea central que podría ser bien acogida, si no hay un fondo bien tratado ó contado bien se podría “desbaratar con los pies, lo que se hace con las manos”.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s