Cine

De estreno: The Hobbit: The Desolation of Smaug, buena secuela de Peter Jackson


Martin Freeman en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Martin Freeman en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.

Precedida de una activa campaña publicitaria que incluye pormenores sobre su proceso de producción, llega a los cines la película “The Hobbit: The Desolation of Smaug” (“El Hobbit: la desolación de Smaug”), secuela de la exitosa cinta del 2012 “The Hobbit: An Unexpected Journey“ y antesala de “The Hobbit: There and Back Again”, la que se estrenará en el 17 de diciembre de 2014. Esta es la cuidadosa película que produce y dirige Peter Jackson, quien escribió su guión junto a Guillermo del Toro, Fran Walsh y Philippa Boyens.

Sus protagonistas son Ian McKellenMartin FreemanRichard Armitage. Con ellos también actúan Evangeline Lilly, Orlando Bloom, Luke Evans, Ken Stott, Stephen Fry  y Aidan Turner, entre otras figuras. Benedict Cumberbatch hace la voz del Dragón Smaug y el Necromancer Sauron.

(Trailer)

Ian McKellen es Gandalf en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Ian McKellen es Gandalf en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.

The Hobbit: The Desolation of Smaug” dura 161 minutos y continua las aventuras del hobbit Bilbo Bolsón, Gandalf y trece enanos, quienes tienen por misión reivindicar la Montaña Solitaria y recuperar el reinado de Erebor, arrebatado a los enanos por parte del dragón Smaug. Los aventureros se enfrentan a: los despiadados Orcos, a un ser que se convierte en una feroz criatura, arañas gigantes en el Bosque Negro, a los Elfos y al temible Dragón que sumergió a la ciudad de La Montaña en miseria total.

Mientras todo esto sucede, Bilbo poco a poco es envenenado por la influencia malvada del misterioso y mágico anillo que le robó a Gollum en la primera película, el cual es propiedad de Sauron y quien en esta película tiene planes especiales para Gandalf. Al mismo tiempo surge una chispa de atracción entre un aparente amor imposible entre un enano y una guerrera Elfa, así como las inquietudes de un valiente humano por liberar de la miseria y opresión a una ciudad que ha sufrido bastante.

Orlando Bloom es Legolas en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Orlando Bloom es Legolas en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.

Tal como lo hizo en su anterior trilogía de “The Lord of the Ring”, Peter Jackson quiere hacer con la trilogía de The Hobbit, tres películas de larga duración donde converja la mitología de la Tierra Media, con la estética visual y de producción a la cual ya nos tiene acostumbrado. Tal vez esta secuela es más larga de lo necesario, pero su calidad de post-producción, guión y reparto, hacen un trabajo tan profesional como la musicalización de Howard Shore y la fotografía de Andrew Lesnie.

La riqueza de su historia es tal que Jackson no se puede dar el lujo de profundizar con varios de sus personajes, los cuales tienen material como para originar sus propias películas. De no ser así hablaríamos de una sextología en vez de trilogía. Y fue justo eso uno de los elementos favorables de su primera trilogía, una diversidad de personajes estelares y semi-estelares que aseguraron enriquecer con múltiples situaciones aquella saga (tan así fue que ahora los sigue explotando con la trilogía del Hobbit).

Escena de "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Escena de “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.

Pese a los múltiples accidentes ocurridos durante la producción de este film y protestas en Nueva Zelanda por defensores de los derechos de los animales (entendían que se maltrataban a los caballos utilizados), Jackson se las ingenió para salir airoso en base a una película que ya tenía asegurada su venta internacional. No había problemas económicos para invertir  en este proyecto y una fila de actores taquilleros y de comprobada calidad, aseguraban por demás que las tres películas involucradas en esta nueva saga serían un nuevo referente positivo en la industria del cine contemporáneo.

Guillermo del Toro y Peter Jackson demuestran tener gran base de conocimiento respecto a la Tierra Media y toda la fantasía que conforma la misma. Ambos profundizaron en base a la novela que publicó en 1937 J.R.R. Tolkien.

Escena de "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Escena de “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.

The Hobbit: The Desolation of Smaug” se hizo con un presupuesto de 180 millones de dólares y en su primer fin de semana recaudó 205 millones en todo el mundo, lo que augura un buen desempeño previo y posterior a la semana navideña.  En EE. UU. resultó ser el cuarto mayor debut de diciembre en la historia (73.3 millones), quedando detrás de “The Hobbit: An Unexpected Journey” (84.6 millones), “I Am Legend” (77.2 millones) “Avatar” (77 millones).

Dedicada para toda la familia, la misma fue diseñada para preparar una tercera y última parte que habrá de ser más espectacular que sus entregas anteriores. (Buena)

Evangeline Lilly es Tauriel en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Evangeline Lilly es Tauriel en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.
Luke Evans y John Bell en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Luke Evans y John Bell en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.
 Richard Armitage en Thorin en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Richard Armitage en Thorin en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.
Escena de "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Escena de “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.
Escena de  "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Escena de “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.
Martin Freeman en "The Hobbit: The Desolation of Smaug".
Martin Freeman en “The Hobbit: The Desolation of Smaug”.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: